Suspenso en Siria, en el aniversario del conflicto. Oxfam Intermón Murcia se suma a la denuncia

 En ONGD

Save the Children y Oxfam Intermón critican la falta de acción del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas ante la crisis en Siria


21 organizaciones internacionales se suman a este informe, en el que señalan que 2014 ha sido el “peor año” para la población civil siria, con un aumento sin precedentes de víctimas, personas desplazadas y/o que precisan ayuda humanitaria tras cuatro años de enfrentamientos.

 

Tanto las partes en conflicto como los Estados miembros de Naciones Unidas han fracasado a la hora de aplicar las resoluciones del Consejo de Seguridad y piden al gobierno español que, como miembro del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, tenga un rol proactivo para lograr una solución política, asegurar la protección eficaz de los civiles y mejorar el acceso humanitario. También debería aumentar significativamente su contribución a los fondos para la crisis así como aumentar la cuota de refugiados reasentados en España.

Se ha publicado un duro informe, Suspenso en Siria, en el que se critica la falta de acción del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas y su incapacidad para aliviar el sufrimiento de la población civil siria tras cuatro años de crecientes enfrentamientos.

En la tabla comparativa de este informe se desvelan las funestas estadísticas que tanto las partes beligerantes como los miembros del Consejo de Seguridad y otros Estados miembros de las Naciones Unidas han ignorado o menoscabado de sus resoluciones previas:

  • Población civil desprotegida: De acuerdo con datos recogidos, en 2014 hubo 76.000 víctimas mortales de un total de 220.000 registradas durante los cuatro años de conflicto.
  • El acceso a la ayuda humanitaria no ha mejorado: 4,8 millones de personas residen en áreas definidas por las Naciones Unidas como de “difícil acceso”; 2,3 millones más que en 2013.
  • Las necesidades humanitarias se han incrementado: 5,6 millones de niños y niñas precisan de ayuda humanitaria; un 31% más que en 2013.
  • En comparación con las necesidades, la financiación de la ayuda ha disminuido: En 2013 se aportó el 71% de los fondos necesarios para asistir a la población civil en Siria y a la población refugiada en los países vecinos. En 2014, los fondos aportados disminuyeron hasta el 57%.

“La triste realidad es que el Consejo de Seguridad no ha sido capaz de asegurar la aplicación las resoluciones. El pasado año fue el más aciago de esta horrible guerra. Las distintas partes del conflicto han actuado con impunidad e ignorado las demandas del Consejo de Seguridad. La población carece de protección alguna y su acceso a la ayuda humanitaria no ha mejorado”, señala Jan Egeland, secretario general del Consejo Noruego para Refugiados.

En comparación con 2013, en 2014 un menor número de personas recibió ayuda humanitaria a través de los convoyes humanitarios (1,1 millones frente 2,9 millones), actualmente solo cinco de los 34 pasos fronterizos de Siria están abiertos al paso de convoyes humanitarios; en nueve el paso está restringido y los restantes están cerrados.

“Muchos niños y niñas de todo el país han tenido que interrumpir sus estudios porque no podemos llegar hasta ellos. Muchas escuelas han sido destruidas y los padres tienen miedo de enviar a sus hijos a clase por el temor de que estas sufran ataques”, afirma David del Campo, Director de Cooperación Internacional y Acción Humanitaria de Save the Children.

Transformar palabras en hechos

Las organizaciones humanitarias hacen un llamamiento a los Estados miembro de las Naciones Unidas, entre ellos a los miembros permanentes del Consejo de Seguridad, para que transformen sus palabras en hechos y garanticen el cumplimiento de sus resoluciones.

Las palabras del Consejo de Seguridad carecen de valor. ¿Qué aporta una resolución que no se lleva a la práctica y es fundamentalmente ignorada a una madre que ha perdido su casa y cuyos hijos padecen hambre? Es hora de que los Gobiernos “poderosos” dejen de alimentar el conflicto, incrementen de manera significativa la asistencia humanitaria para satisfacer las necesidades más inmediatas de la población y presionen a las partes en conflicto para que acuerden una solución política. Rusia, Estados Unidos y otros Estados tienen la influencia política y diplomática necesaria para hacer de las demandas incluidas en las resoluciones una realidad. No hay tiempo que perder”, subraya Paula San Pedro, responsable de Incidencia Política para Acción Humanitaria.

 

Más info de la campaña #WithSyria: http://www.withsyria.com/

Informe completo: http://bit.ly/1GHDums

Artículos recomendados

Deja un comentario