Oxfam Intermón lanza en Murcia No les Rebajes, que invita al “activismo” a través del comercio justo

 En ONGD

La iniciativa, que comienza hoy hasta el 13 de mayo, apela al poder que tienen los consumidores y las consumidoras para cambiar las indignas condiciones en el sector textil

  • Ante esta situación, el comercio justo constituye una opción de compra de calidad,  social y medioambientalmente responsable
  • Los productos pueden adquirirse en la tienda ciudadana de comercio justo  de Oxfam Intermón en Murcia y en su tienda online

Cuando se conmemora el cuatro aniversario del derrumbe del edificio Rana Plaza en Bangladesh, en el que murieron 1.134 personas por no reunir condiciones de trabajo mínimamente seguras, Oxfam Intermón en Murcia ha lanzado hoy la iniciativa “No les Rebajes”. Con ella, la organización quiere sensibilizar a la ciudadanía sobre las indignas condiciones de trabajo que sufren millones de trabajadores y trabajadoras del sector textil en todo el mundo y apelar al poder que tiene cada consumidor y consumidora para cambiar esta injusta situación a través del comercio justo, una opción de compra equitativa y responsable.

 Para ello, desde hoy hasta el próximo 13 de mayo, se invita a los consumidores y las consumidoras que entren en la tienda ciudadana de comercio justo de la organización en la Calle Echegaray – en la Plaza del Romea – a convertirse en “activistas” por un comercio justo, ya que con su compra de artículos textiles están optando por consumir productos de calidad social y medioambientalmente responsables, por los que los productores y las productoras disfrutan de mejores condiciones laborales y de defensa de sus derechos. Con ello, están contribuyendo a cambiar las malas prácticas que rigen gran parte del sector textil convencional.

 “No les Rebajes” sus derechos

En este escenario, comprar ropa de comercio justo se convierte en un auténtico acto de reivindicación y rebeldía contra las malas prácticas del sector. Quienes elegimos consumir este tipo de productos tenemos la oportunidad real de influir para que las grandes cadenas de la moda aseguren condiciones dignas en sus cadenas de valor: con los trabajadores y  las trabajadoras, con los clientes y con el planeta”, explica el responsable de Tiendas Ciudadanas de Comercio Justo de Oxfam Intermón, Juanjo Martínez.

 “Con estas acciones, cuatro años después del derrumbe del Rana Plaza,  queremos recordar lo mejor y lo peor del comercio de la industria textil y de la confección. Lo peor son las condiciones laborales extremas y la vulneración de derechos que millones de personas aún viven. Lo mejor es el gran potencial de desarrollo económico, social y humano de este comercio si estas condiciones cambian, y el mejor ejemplo lo encontramos en cómo el comercio justo mejora la vida de las trabajadoras del textil con buenas condiciones de trabajo que respetan los derechos de las personas”, añade Martínez

Avances frágiles

Para profundizar en esta línea, Oxfam Intermón ha publicado en el marco de la iniciativa el documento “No les Rebajes:”: el comercio justo y el sector textil: Transformando vidas”, que detalla cómo algunas prácticas en el sector han mejorado, como por ejemplo el Acuerdo para la Seguridad y contra Incendios en Bangladesh, lo que hace pensar que es posible cambiar un modelo de producción, comercialización y consumo basado en condiciones laborales indignas, injustas e ilegales.

 “Valoramos positivamente estos avances pero son frágiles. Siguen sin abordarse cuestiones de calado como la continua represión de los derechos de los trabajadores y trabajadoras y la transparencia en la cadena de suministro”, según Martínez

En este último punto, la organización recomienda concentrar esfuerzos para que las cadenas de suministro sean más transparentes dando a conocer el nombre y la ubicación de los proveedores, así como que contribuyan a luchar contra la desigualdad y la pobreza a través de la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

Grupos en  India: ejemplo de comercio justo

Oxfam Intermón trabaja desde 1994 con cooperativas de comercio justo asociadas a productos textiles. La experiencia de estas dos décadas muestra evidencias concretas de que la defensa de los derechos y tener buenas condiciones laborales son posibles. En todo el mundo, más de 76.000 personas productoras se benefician de esta relación comercial directa,  de ellas 2.400 mujeres forman parte de grupos textiles.

El documento muestra el comercio justo como el modelo alternativo, como ejemplo en India.  El país es el segundo productor textil del mundo, que emplea directamente a más de 45 millones de personas. Muchas de ellas sufren vulneraciones de sus derechos como graves faltas de seguridad y salud en los centros de trabajo, limitaciones al asociacionismo sindical, así como fuertes discriminaciones sobre colectivos concretos como mujeres, ‘intocables’ y migrantes y trabajo forzado, sobre todo en la fase de tejido.

Frente a esta situación, en el país asiático la organización trabaja con cinco grupos de comercio justo que proveen sus tiendas de productos: Rajlakshmi Cotton Mills Ltd, Craft Resource Center, Co-optex, EMA y Creative Handicrafts.

Poder y libertad

Este último grupo ofrece una oportunidad laboral a 290 trabajadoras como Anjali Tapkire, Shakuntala Sanjay, GuddiyaSubhash, mujeres de los slums de Andheri East de Bombay, en situación de pobreza y sin apenas formación,  para quienes el comercio justo les ha aportado no solo un trabajo digno sino, tal y como lo definen ellas, “libertad y poder en sus vidas”, así como autonomía y respeto frente a ellas mismas, sus familias y la sociedad y mejora de sus comunidades.

“Pero lo que te saca realmente de la pobreza es tener una educación para tus hijos. Porque eso les permite moverse al siguiente nivel económico” explica Shakuntala Sanjay. El comercio justo está haciendo posible ese avance en la siguiente generación. Shirley, su hija, hoy es profesora.

Condiciones de trabajo similares, seguras y saludables, y remuneraciones beneficiosas rigen el día a día del resto de grupos productores como Rajlakshmi Cotton Mills Ltd.. Es el principal proveedor de textil de la organización en España y de la marca de moda sostenible Veraluna, que en 2012 puso en marcha Oxfam Intermón, gracias al apoyo inicial de Hoss Intropía, y cuya colección se puede encontrar en la tienda de la calle Echegaray.

“Más de 231.000 personas ya son clientes en nuestras tiendas. Estamos convencidos de que este número aumentará con “No les Rebajes”, para que más consumidores y consumidoras digan alto y claro, con palabras y con hechos, que les importa lo que su ropa provoca y tomen consciencia de su verdadero poder de cambio”, concluye el portavoz de la organización.


Nota para el editor:

  • El movimiento de comercio justo internacional engloba a más de 1.200 organizaciones y 1,65 millones de personas en 75 países. De todas ellas, 250 grupos y organizaciones se dedican al sector textil y la artesanía, y la mayoría de sus integrantes son mujeres.
  • A nivel mundial, las ventas aumentaron un 16% en 2015 respecto a 2014, llegando a los 7.300 millones de euros, según el sello Fairtrade
  • De acuerdo con los datos de la Coordinadora Estatal de Comercio Justo (CECJ), entre 2000 y 2015 las ventas de productos de este tipo de comercio han pasado de apenas 10 millones de euros a casi 35 millones. En 2015, aumentó el consumo en un 6% más que en 2014
  • Durante el ejercicio 2015-2016, Oxfam Intermón  realizó compras por valor de más  de 2,6 millones de euros a 112 grupos de productores y productoras de 36 países de África, Asia y Latinoamerica

 

Más información sobre “No les Rebajes”: www.nolesrebajes.org

-Documento No les Rebajes:”: el comercio justo y el sector textil: Transformando vidas”: “:http://nolesrebajes.org/wp-content/uploads/2017/04/No-les-Rebajes.pdf

Material gráfico de productoras: https://intermon.resourcespace.com/pages/search.php?search=%21collection7347&k=3964e644c1

-Más información de comercio justo: www.oxfamintermon.org/comerciojusto

Artículos recomendados

Deja un comentario