Nuevas muertes de personas en su intento de llegar a Europa

 En Comunicados

Exigimos el desarrollo y financiación de políticas públicas de paz y cooperación que contribuyan a erradicar las causas de la pobreza y los desplazamientos forzosos

Tres pateras salieron de Argelia el pasado lunes 4 de enero con la intención de atravesar las aguas del mediterráneo entre África y Europa, al poco de comenzar su navegación se levantó un fuerte viento que causó una vía de agua. Según relatan sus ocupantes, «Nos fue imposible achicarla y su peso ocasionó el vuelco». Otra patera cercana puedo rescatar a seis de los ocupantes que habían conseguido colocarse los chalecos salvavidas disponibles, pero no pudieron hacer nada con otros cinco compañeros que no pudieron sobrevivir, enterrando sus sueños y sus esperanzas, en esa noche oscura convertida en tragedia, en esa pequeña patera.

A pesar de los riesgos que afrontan quienes tratan de emigrar en patera, la necesidad y las expectativas de mejorar sus niveles de bienestar siguen nutriendo la bolsa de emigrantes potenciales. De la demanda se aprovechan varios grupos criminales más o menos organizados para lucrarse con el tráfico ilícito de emigrantes irregulares y que obtienen grandes beneficios económicos de millones de euros.

Desde la CONGDRM queremos trasladar nuestras condolencias y muestra de afecto y solidaridad con los familiares y compañeros de estas cinco personas que han encontrando la muerte cuando buscaban el sueño de una vida mejor.

Así mismo queremos recordar que otra forma de paliar la huida desesperada de inmigrantes es posible, atacando el problema de fondo, apostando por la Cooperación al Desarrollo para mejorar sus condiciones de vida. Pues las causas verdaderas de esta situación están en las enormes diferencias de condiciones de vida entre África y Europa. En el África subsahariana, más de 400 de sus 940 millones de habitantes viven con unos ingresos de menos de 95 céntimos de euro al día (menos de 350 euros al año) y unos 240 millones pasan hambre. Mientras tanto en los últimos años la política de solidaridad y ayuda internacional está siendo desmantelada. Desde 2011 el Gobierno español ha recortado en un 74% los presupuestos de cooperación internacional para luchar contra la pobreza y la desigualdad, y en el caso de nuestra Región la ha suprimido por completo.

Por ello desde la Coordinadora de ONG para el Desarrollo de la Región de Murcia como organizaciones de la sociedad civil, exigimos el desarrollo y financiación de políticas públicas que garanticen los derechos humanos, fomenten la solidaridad de los pueblos y la justicia internacional. Sólo así es posible garantizar el presente y el futuro de toda la humanidad.

Artículos recomendados

Deja un comentario