Desde la CONGDRM denunciamos las causas de las muertes que se están produciendo en Europa y la negativa de la UE a actuar.

 En Comunicados, General

Denunciamos la pasividad de los gobiernos y líderes europeos ante este drama humanitario.

      Desde la CONGDRM denunciamos el drama de miles de personas forzadas a huir de sus países de origen a causa de los conflictos armados y la crisis humanitaria que sufren. El 65% de las personas que han llegado a Europa por el Mediterráneo en lo que va de año vienen de Siria (43%), Afganistán (12%) y Eritrea (10%). Estas personas huyen mayoritariamente de países en guerra, de regímenes autoritarios y de países donde se cometen violaciones de derechos humanos.

Según los últimos datos, en lo que va de año, casi 300.000 personas han llegado a la Unión Europea, a través del Mar Mediterráneo y de la frontera terrestre que une Grecia con Turquía. También hay otro gran número de personas que no han conseguido llegar a Europa, y se han quedado en ese gran cementerio llamado “Mar Mediterráneo”. En lo que llevamos de año se estima que unas 2.300 personas han perdido la vida o desaparecido en el intento de alcanzar Europa.

Moisés Navarro, Presidente de la CONGDRM, denuncia la pasividad de los Gobiernos Europeos ante lo que supone una gran tragedia humanitaria sin precedentes, olvidando de esta forma las obligaciones del Derecho Internacional Humanitario donde se debe garantizar la supervivencia de estas personas, cuyo fin como podemos ver no es una vida mejor, sino sobrevivir.

“Estos miles de refugiados no pueden aguantar por más tiempo los debates estériles del reparto de cuotas de refugiados,  y medidas que solo conllevan a la contención de los flujos migratorios como el levantamiento de vallas. Esto muestra una clara incompetencia y falta de voluntad de nuestros políticos”, añade.

Moisés Navarro, también denuncia los ataques que se están produciendo en los pasos fronterizos a países europeos, entre ellos Alemania y Hungría, donde estas semanas han sido incendiados, por parte de grupos racistas, varios Centros de Refugiados y cientos de personas, entre ellas, niños y mujeres, han sido agredidas a su paso por la frontera.

Desde la CONGDRM queremos trasladar nuestras condolencias y muestras de afecto y solidaridad con los familiares y compañeros de todas aquellas personas que han encontrando la muerte cuando buscaban el sueño de una vida mejor.

Por ello, desde la Coordinadora de ONG para el Desarrollo de la Región de Murcia, como organizaciones de la sociedad civil, pedimos a los gobiernos europeos de forma urgente otro tipo de protección, cumpliendo con la legalidad internacional y con una política europea de asilo que arranca con el Tratado de Ámsterdam de 1997. Este drama humanitario hace que sean más necesarias que nunca unas políticas claras y concisas donde se tengan en cuenta las necesidades reales tanto de los inmigrantes económicos como de las personas que necesitan protección internacional, garantizando de esta forma los derechos humanos.

Artículos recomendados

Deja un comentario