Contra la Riqueza que Empobrece

 En Comunicados, General

Este lema orientara las movilizaciones que se celebran el jueves 17 de octubre, Día Mundial para la Erradicación de la Pobreza, en 40 ciudades de todo el Estado español exigiendo que no se recorten derechos, sino el fraude.

En Murcia la concentración se celebrará el 17 de octubre, a las 20:30h en la Plaza de Santo Domingo, para reclamar a los gobiernos regional y estatal que garanticen las políticas públicas y los derechos de las personas.

Esta movilización se suma  a las miles que se celebran este mismo día en todo el mundo

LOS DATOS. En España, más de 12 millones de personas viven ya en situación de pobreza y exclusión (el 27% de la población). En contraposición, el número de millonarios que hay en España alcanzó 465.000 personas a mediados de este año, lo que supone un aumento del 24 % respecto al mismo periodo de 2013, según el Informe de Riqueza Mundial de 2014 de Credit Suisse publicado este martes. La pobreza afecta a 120 millones  de  personas  en la Unión Europea. Y  en el mundo 1.400 millones de personas sufren pobreza extrema y casi 1.000 millones sufren hambre y no tienen acceso al agua potable y otros servicios básicos como la salud y la educación. El último informe de Desarrollo Humano del PNUD denuncia el indecente aumento de la desigualdad: las 85 personas más acaudaladas del mundo acaparan la misma riqueza que las 3.500 millones más pobres, la mitad de los habitantes del planeta.

HAY ALTERNATIVAS. Según datos de expertos en la Hacienda Pública, el Estado español pierde 90.000 millones de euros al año debido al fraude fiscal, realizado en un 72% por grandes empresas y fortunas. Dinero que podría ser invertido en las políticas públicas.

 

Hoy, 17 de octubre, se celebra el Día Mundial para la Erradicación de la Pobreza. Un año más, la Alianza Española contra la Pobreza y la Cumbre Social exigen al gobierno un cambio en las políticas antisociales que generan pobreza y aumentan la desigualdad, aquí y fuera de nuestras fronteras.

España ostenta el vergonzoso segundo puesto en Europa en lo que a desigualdad se refiere. Es imperativo poner freno a las políticas locales, estatales y globales, que polarizan la sociedad y violan los derechos de las personas.

En concreto, se necesitan cambios radicales en dos frentes:

  • Políticas sociales que prioricen el bienestar de toda la ciudadanía y en el desarrollo y
  • Ejecución de políticas fiscales que recauden de quienes más tienen y redistribuyan los fondos para garantizar políticas públicas que protejan los derechos humanos.

Los Presupuestos Generales del Estado para 2015, denominados por el Ministro de Hacienda como los “presupuestos de la consolidación de la democracia” no hacen sino incidir en el aumento de la pobreza, en la consolidación de la desigualdad, y siguen vulnerando los derechos humanos, sociales, culturales y económicos de la ciudadanía, tanto dentro como fuera de nuestras fronteras.

El progresivo debilitamiento de las políticas sociales -educación, igualdad, educación, cooperación, dependencia, cultura…- está desmantelando el Estado de bienestar y expulsando a la pobreza extrema y la exclusión a millones de personas. En lo que a la política pública de cooperación se refiere el porcentaje se estanca en un 0,17% de la RNB – niveles comparables a los de hace casi 30 años y muy a la cola de la Unión Europea.

Hay alternativas: recorten el fraude y no los derechos

A pesar de estar creciendo, tal como insiste el gobierno, los fondos destinados a las políticas sociales, de igualdad entre géneros, cooperación, salud, educación… siguen siendo muy escasos. Para garantizar los derechos de la ciudadanía bastaría con impulsar una fiscalidad justa y políticas redistributivas. Según datos de expertos en la Hacienda Pública, el Estado español pierde 90.000 millones de euros al año debido al fraude fiscal, realizado en un 72% por grandes empresas y fortunas. El Observatorio de la Responsabilidad Social Corporativa afirma que 33 de las 35 empresas que forman el Ibex 35 tienen fondos en paraísos fiscales. Dinero hay, lo que no hay es voluntad política de recaudarlo y repartirlo de manera equitativa y justa.

La reforma fiscal impulsada por el gobierno no ayudará a cambiar de rumbo. El informe de la Relatora sobre Pobreza Extrema y Derechos Humano de Naciones Unidas, Margarita Sepúlveda, acusa a esta reforma de promover la desigualdad y violar los derechos humanos.

La aprobación de los Presupuestos Generales para 2015 será una buena oportunidad para demostrar si el gobierno quiere realmente recortar el fraude y no los derechos, mediante la eliminación de los paraísos fiscales, la aplicación una fiscalidad progresiva, redistributiva y justa, la persecución de quienes defraudan desde las grandes empresas y fortunas y la lucha firme contra las desproporcionadas diferencias salariales. En su mano está demostrar su compromiso y responsabilidad con las personas y sus derechos.

Durante toda la semana la Alianza contra la Pobreza ha impulsado acciones en todo el Estado para reclamar políticas sociales y fiscales justas que promuevan la equidad y combatan la pobreza.

 

Contra la #RiquezaqueEmpobrece,  ¡Actúa!

 

Artículos recomendados

Deja un comentario