Hay una emergencia humanitaria y quieres comprometerte de alguna manera.

¿Cómo podemos ayudar?

Desde la Coordinadora queremos reconocer públicamente a toda la sociedad las enormes muestras de solidaridad que normalmente ofrece ante cualquier emergencia humanitaria.

Esto es una muestra clara de que, tanto las organizaciones como la ciudadanía, asumen el compromiso y la misión de asistir a las personas damnificadas por en situaciones de emergencia.

Normalmente, nos llegan numerosas llamadas de personas ofreciendo bienes en especie o incluso viajar como voluntarias al terreno. Nuestras organizaciones envían en estos casos personal experimentado con formación específica en emergencias. Por otra parte, normalmente tanto las ONGD como las agencias humanitarias, sólo solicitan apoyo económico ya que permite la compra de kits estandarizados en el propio terreno o países vecinos para garantizar su idoneidad, fomentando a la vez la activación de las economías locales.

Animamos a consultar nuestra web y conocer el trabajo que realizan nuestras organizaciones en la zona afectada por la emergencia para conocer cuál es la forma más adecuada para colaborar con ellas.

¿Por qué se prefiere el apoyo mediante donaciones económicas en lugar de bienes
en especie y de viajes de voluntariado a terreno?

Las propuestas de particulares y empresas ofreciendo bienes en especie (comida, mantas… etc.) y servicios para viajar como voluntarios –a pesar de ser una muestra de solidaridad- no siempre pueden aceptarse. Las razones por las cuales las ONG y la administración no aceptan estas donaciones y ofertas de voluntariado y en su lugar solicitan fondos ante una crisis humanitaria son, entre otras, las siguientes:

Los bienes donados en especie en España pueden no ser adecuados a las necesidades de la población y a la situación humanitaria y logística en el terreno, que puede variar rápidamente en situaciones de crisis y debe ser evaluada constantemente por los equipos de respuesta humanitaria en el terreno.

Los bienes donados individualmente pueden suponer costes y dificultades administrativas logísticas adicionales – necesidad de embalaje, trámites aduaneros suplementarios, fecha caducidad en alimentos y medicamentos, etc. – para las ONG y administraciones públicas que los gestionan, resultando más práctico y efectivo el uso de kits de respuesta humanitarios estandarizados, en caso de que los productos necesitados no estén disponibles localmente o en países vecinos.

En una situación de desastre, todas las personas y las comunidades poseen capacidades de respuesta a pesar de su vulnerabilidad. De hecho, la población local es la que siempre ofrece una respuesta inmediata que es la que garantiza que muchas vidas sean salvadas. Por ello, las ONG y la administración intentarán fortalecer esos medios y capacidades empleando a personal local, comprando materiales sobre el terreno que activen la economía y empleo locales y negociando con empresas nacionales.

El personal internacional que es enviado por ONG y agencias humanitarias a una respuesta ante un desastre natural o conflicto armado sigue un proceso de selección riguroso, basado en la experiencia y formación. No sólo se requiere conocimiento técnico sino, entre otros, también del ámbito de la cooperación y del contexto específico.

Desde la Coordinadora difundimos información detallada sobre el trabajo de las organizaciones miembro presentes en el terreno para atender situaciones de emergencias. Recordamos que estas ONGD se comprometen con los códigos éticos y criterios de transparencia y rendición de cuentas internos y externo.

Agradecemos el apoyo de la sociedad española y animamos a seguir informándose sobre el trabajo que se realiza en emergencias de este tipo y en la promoción del desarrollo posterior a las emergencias. Animamos también a informarse sobre las distintas formas de participación y colaboración con nuestras organizaciones, tanto en emergencias como en otras áreas de trabajo.

X